El plagio en la URJC – Universidad Rey Juan Carlos

Érase una vez el Rector de una universidad. Érase una vez que el Rector fué acusado de plagio en la URJC dónde es Rector y se lió una gorda. Érase una vez que ya veremos cómo acaba la historia. Si eres del ámbito académico o sigues de la cerca las noticias de la prensa habrás visto que Fernando Suárez, Rector de la Universidad Rey Juan Carlos, ha sido acusado de plagio.Plagio en la URJC

Puede parecer que el plagio es una cosa propia de universitarios y no va el tema más allá. Sin embargo, el plagio que no sólo desvalida las investigaciones de otra personas, también reporta consecuencias ecónomicas. Vendría a ser una especie de economía sumergida. No es la primera vez que hablo de plagio en el blog. Sin embargo y si la memoria no me falla es la primera vez que se acusa a un Rector.

 

El problema no viene porque sea un plagio cualquiera, sino que el problema está entre otras cosas en la figura del Rector. El Rector es la persona que representa a la institución en cualquier acto público y personalmente creo que debería ser un puesto dedicado a la gestión.

Dedicado a intentar recibir financiación para proyectos de investigación, entre otras muchas cosas. Pero no debería dedicarse a la investigación, por lo menos durante el tiempo que dura su mandato. Al menos eso creo yo.

El plagio en la URJC

La cuestión es que Fernando Suárez, ha sido acusado de plagiar a:

y la lista continúa.

El problema de plagio

El problema del plagio es que entre otras cosas es un delito que afecta a la Ley de Propiedad Intelectual y no al revés como ha llegado a manifestar el Rector. El Rector ha realizado una intrepretación muy particular de la Ley diciendo que :

Rector: “El plagio (…) se refiere a la originalidad de las ideas y al rendimiento económico que se obtiene de las mismas” (eldiario.es, 2016)

 

Visto o visto, la cuestión que todo el mundo se plantea es si debe dimitir o no. Francis Villatoro en su blog de Naukas, ha preferido no pronunciarse sobre el tema. Sin embargo, yo he ido un poco más allá y pienso que sí. Qué debería dimitir. Y debería dimitir por una razón muy sencilla. No le hace ningún bien a nadie. Ni siquiera a su propia universidad.

Hay demasiadas evidencias para que esto sea copiar una simple línea. Yo que me he encontrado textos míos plagiados, entiendo perfectamente lo que se siente.

Y no sólo es el mero hecho de frustración, cuando alguién te ha copiado sin pedirte permiso ni hacer una mala referencia. Son muchas más cosas.

En el caso del Rector además, implica a otras universidades como la Universidad de Barcelona, cuyo Rector ha pedido a los servicios jurídicos si hay razón para cursar una demanda al respecto, ya que una de las publicaciones estaba editada por Publicacions UB, la editora de la Universidad.

¿Qué piensas al respecto? Déjamelo en los comentarios.