Metadatos correctos en los papers para SEO académico. Cómo escribirlos.

Parece sorprendente pero es así. Si uno da vueltas por las guías para autores en las editoriales de corte académico, puedes ver que todas se han apuntado al carro del SEO académico. De hecho, ni eso, se han apuntado al carro del SEO académico sin pensarselo mucho. ¿Habrá tenido que ver el artículo inicial de Beel sobre SEO Académico? Aunque si te soy sincero, últimamente puedo afirmar que el SEO, al final es cuestión de escribir los metadatos correctos en los documentos.

metadatos

ShutterStock

Cómo escribir metadatos correctos en papers

Pues como te he comentado anteriormente, las editoriales se han tirado de cabeza al SEO. Claro, muchas están concentradas entre Elsevier, Wiley, Springer. Aún así iré poniéndo en esta entrada diferentes guias para SEO Académico que está incluido dentro de las guias de autores de muchas editoriales académicas.

Las editoriales que de momento puedes encontrar guías de SEO son

La verdad es que tampoco he buscado mucho más. Sin embargo, su visión del SEO académico es ciertamente interesada. Como editoriales comerciales que son, son las primeras interesadas en que sus autores sean citados. Por una sencilla razón, a más citas, su ranking también sube en los quartiles de WOS.

Así que han publicado algunas líneas básicas sobre este tema. Tampoco te sacarán de grandes apuros, pero no pueden decir que no te han avisado.

Elementos en común en las guias para autores (guidelines authors)

En todas las guías que he encontrado sobre SEO Académico para autores hay una serie de elementos en común. Estos elementos en común, tienen quever con las palabras clave. Las palabras clave son aquellas que son relevantes en tu sector. Así por ejemplo en preservación digital, que es mi campo de especialidad serían metadatos, repositorio, preservación a la largo plazo.

Necesitas encontras palabras clave adecuadas y que lo sean también para los buscadores. Esto incluye palabras clave que se usa en tu sector de investigación. En el caso de Wiley recomienda poner palabras claves entre los 65 primeros carácteres del título.

También incluyen que en todos los siguientes apartados incluyas de una forma u otra palabras clave.  Los apartados (casi todas coinciden) son estos.

  • Título
  • Encabezado y sub-encabezado
  • Etiquetas descriptivas
  • Palabras clave
  • Descripciones de los autores
  • Nombre del fichero del documento
  • Texto del artículo principal
  • Resumen
  • Gráficos, tablas e imágenes

Curiosamente, parte de algunos de estos elementos de la lista son metadatos. Pero como los metadatos no sean los correctos, cuidado porque lejos de tener un buen SEO, tendrás un desastre. La pregunta que me hago es si los revisores por pares van a tener en cuenta el SEO o lo van a penalizar porque se repiten palabras. Porque de lo que si dudo es de que se les vaya a formar en SEO a los revisores.

Un tema que me ha llamado la atención es el tema de los enlaces entrantes hacía el artículo. Esto lo tiene indicado Francis & Taylor. No creo, que los autores se dediquen a realizarlo. Salvo que personas como yo enlacen artículos se me antoja dificil ver como se realiza una estrategia de backlinks. Entonces, la polémica la tenemos servida.

Si un gupo de investigación tiene pasta, puede perfectamente comprar enlaces entrantes a su artículo y ser más relevante a la hora de ser buscado o encontrado. Cuidado con estas prácticas porque su propia promoción puede acarrear problemas.

También me pregunto si lo que pretenden es que los autores hagan bombardeen sus artículos con el fin de obtener más visibilidad que los demás. Este bombardeo se llama spam, pero también keyword stuffing y en el mundo de los blogs está penalizado. En el mundo académico como las editoriales no lo corrijan, también lo estará. Y sino al tiempo.

Las redes sociales y los metadatos

Me sorprende mucho que sean las propias editoriales, que cobran una pasta por artículo las que no tengan este servicio. Ya que pagas dinero a la editorial, que lo hagan también ellos. Sin embargo, si que indican a los autores que promociones sus artículos en todas las redes sociales del mundo mundial.

  1. Twitter
  2. Facebook
  3. Academia.edu
  4. Linkedin
  5. Research Gate
  6. Youtube

Sigo diciéndo como comenté en mi entrada anterior, que la promoción no la tienen que hacer los científicos. La promoción la tiene que hacer quién sabe hacerla. El investigador se tiene que dedicar a investigar. La promoción la tiene que hacer un Community Manager Académico que conozca el circuito académico y la forma de promocionar los escritos.

¿Tienes algo que decir? Escríbelo debajo.