La ética en el uso de la información y la Federació de Cors Clavé

Muchas veces todavía no dejo de sorprenderme del uso de las redes sociales. Cómo sabrás en Instagram suelo publicar contenidos a menudo. En esta ocasión y con motivo de las fiestas de la Mercè en Barcelona, he publicado varias. Hasta aquí todo normal. Lo que hace cualquier usuario.

Uno de estos días asistí a un concierto público de canto coral de coros Clavé. La verdad es que el lugar es inmejorable. En la Plaça de la Catedral de Barcelona, sol de tarde y lleno de gente.

Probando hacer fotos, hice la foto que tienes que continuación.


El uso ético o fair use de la información

La foto puede que no tenga nada de especial, la de cualquier evento a los que asisto. Sin embargo, al día siguiente en Twitter la Federació de Cors Clavé se pone en contacto conmigo con el siguiente diálogo:


La verdad no puedo decir que no me sorprendió, porque sí que me sorprendió la petición. No es la primera vez que alguién me pide una foto, pero en esta ocasión me llamó especialmente la atención.

En la Facultat de Biblioteconomia i Documentació de la UB donde doy clases, una de las cosas que enseñamos es el uso ético de la información. Lo que se conoce como el fair use.

Normalmente en las redes sociales las fotos que uno publica, cualquiera, no sólo yo, están sujetas a copyright salvo que indique expresamente otro tipo de licencia como Creative Commons. Hay sentencias, no me lo invento.

La Federació de Cors Clavé podría haber cogido alegremente la foto y publicarla en otro sitio, como hacen muchos otros. Sin embargo, optaron por perdirla, cosa que de verdad agradezco. Además les envié otras por via privada.

A partir de aquí ellos pueden hacer lo que crean conveniente. Para acabar de cuadrar el círculo sería interesante que en algun lado de la nota de prensa estaría bien que pusiesen mi nombre ” foto cedida o donada por Juanjo Boté (@jjbotev)”. Alguien puede pensar, encima que le hagan publicidad. Pues no, no es hacer publicidad. Se llama citar la fuente.

Si la pregunta es si están obligados a ello, y como se que leerán en un momento u otro este post, por mi parte no hace falta :). Pero si hacen un uso ético de la información, deberían hacerlo.

Por eso precisamente por no citar la fuente, no hace mucho una ministra ha tenido que dimitir, y alguno más, pero mejor lo dejo aquí. Recuerda que si tienes problemas con tus citas bibliográficas, puedes acudir a este enlace.

Nos leemos en la siguiente entrada del blog.

Autor: Juan-José Boté

Juanjo Boté. Te ayudo con tus trabajos de investigación académica Juanjo Boté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *